“Entendí que eso no era amor”

La semana pasada, Mariana Carbajal presentó su libro Maltratadas. Violencia de género en las relaciones de pareja acompañada por la escritora y periodista Gabriela Cabezón Cámara, y la Doctora en Filosofía Diana Maffía.

 


 

portada-maltratadas_medEl jueves 20 de marzo, la periodista Mariana Carbajal presentó su libro Maltratadas. Violencia de género en las relaciones de pareja, junto con Gabriela Cabezón Cámara y Diana Maffía en Palermo.  La convocatoria superó las expectativas de la organización por lo que los primeros minutos debieron agregar sillas para las y los espectadores que aguardaban con ansias el inicio de la presentación. A las 19.25 se apagaron las luces y comenzó la proyección de un cortometraje en el que a la imagen de una bailarina, se sumaba el audio que incluía testimonios de las entrevistadas del libro. Dos minutos después, luego de la aparición en las escenas de actrices como Julia Calvo personificando a las mujeres violentadas, el video cierra con el testimonio de una de ellas: “Entendí que eso no era amor”.

Se trata de un libro que tiene como propósito, según reza: “sumar voces para desarmar los mitos que rodean a la violencia en el marco de una pareja que contribuyen a perpetuarla”. Esos mitos son, en palabras de Carbajal, “creencias aprendidas y enseñadas en una cultura con prejuicios de género y de clase que reproduce la desigualdad y el sometimiento de los hombres hacia las mujeres”.

La violencia de género no es cosa de pobres e ignorantes. Quien la padece no continúa en la relación porque le gusta ser violentada. Ésos son algunos de los mitos, devenidos en axiomas, que la periodista intenta desterrar, porque la violencia de género es un problema mucho más complejo: es político, es cultural, es de salud pública, de derechos humanos.

La primera oradora, Gabriela Cabezón Cámara, luego de haber contado brevemente uno de los casos que forma parte del corpus del libro, retomó las preguntas de la obra: “¿Qué marcas tienen en su vida algunas mujeres como Analía para no reparar en una escena de estas características cargadas de violencia y dar por terminada la relación ese mismo día? ¿De dónde tenés que venir para que semejante hijo de puta te parezca romántico? ¿Qué viviste en tu infancia? ¿Qué golpe te enseñó el amor o qué amor te enseñó el golpe?”. Cabezón Cámara cuenta que mientras leía Maltratadas, pensaba en clásicos de la literatura universal como La Biblia, el relato del mito de La Ilíada y el de Ifigenia que posicionan a la mujer en un lugar de subordinación, entendiéndola como un objeto pasible de ser intercambiado e incluso sacrificado.

Es un libro serio, auténtico, bien logrado y bien escrito que debería leerse en las escuelas”- agregó la escritora.

A continuación, quien tomó la palabra fue Diana Maffía, Doctora en Filosofía e investigadora en temas de género: “Me parece un libro generoso porque Mariana (Carbajal) podría haber hecho una compilación de sus crónicas, y, sin embargo, escribió un libro que exigió mucha investigación y un oído sensible”.

Maffía criticó los mecanismos aún vigentes en los procesos judiciales que benefician a los victimarios, retomando algunos de los casos y testimonios de profesionales que Mariana Carbajal analiza en su obra. Tal es el caso de los grupos de asistencia a los hombres violentos que funcionan en el Hospital Álvarez; terapia que suspende el juicio a prueba. El Licenciado Aníbal Muzzín, psicólogo a cargo de dicha modalidad, señala en que entre el 60 y el 70% de los varones abandona el tratamiento.

La investigadora cita palabras de Carbajal: “Después de conversar con los especialistas y conocer los resultados de los tratamientos, no puedo dejar de recordar que para las víctimas de violencia todavía falta patrocinio jurídico gratuito, refugios, campañas de prevención y muchas otras obligaciones que impone la Ley 26485 para la protección y ayuda a las mujeres que sufren violencia machista. Entonces me pregunto, ¿es correcto destinar recursos al tratamiento de los hombres violentos cuando se observa que los resultados no son contundentes porque abandonan los espacios grupales mientras que los presupuestos dirigidos a asistir a las víctimas no son suficientes? Muzzín escucha mi planteo y me explica que la mayoría de los varones que concurren a los grupos, ya han tenido varias parejas contra la que han ejercido violencia”. Y a continuación cita la respuesta del psicólogo: “Estamos hablando de que por cada hombre puede haber 3 o más víctimas. Si seguimos solamente pensando en la atención de la víctima y no en los opresores, esto se convierte en una historia de nunca acabar”. “El argumento- dice Mariana- es razonable, no puede desdeñarse la otra parte del conflicto. Entonces el problema está en la falta de recursos humanos especializados, y de partidas presupuestarias apropiadas”.

Es importante entender la complejidad del problema y visibilizarlo. En este sentido, uno de los capítulos que escribe la periodista remite al trabajo de los medios de comunicación. Muchas veces trivializan o presentan estas historias como casos de impacto sin fortalecer la situación de las mujeres que sufren la violencia, sin brindarle herramientas a las que pueda acceder o información sobre sitios de contención y asesoramiento. Por el contrario, Maffía menciona que en Maltratadas, Mariana Carbajal sí ofrece un listado de recursos*, y que eso significa “un aspecto de ética de la comunicación enormemente valioso“. 

La violencia hacia las mujeres es un tipo de violencia de género. Según el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano”, entre el año 2008 y el año 2012 se produjeron en nuestro país 1236 femicidios, lo cual es un contundente indicador sobre la gravedad del problema.  La Ley 26.485 de “Protección Integral para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”, fue sancionada el 11 de Marzo de 2009; pero, tal como nos muestra el análisis de Carbajal, aún su cumplimiento no es efectivo.

 

 

*

Brigada Móvil de Atención a Víctimas de Violencia Familiar. Línea gratuita 24 horas los 365 días del año: 137

Contención, información y asesoramiento. Línea gratuita 24 horas los 365 días del año: 144

 

Advertisements

About Andrea Gutierrez

Pienso, reflexiono, escribo- me indigno, también- con perspectiva de género. Creo profundamente que lo personal es político.
This entry was posted in Feminismo, Género, Periodismo and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s